El Té chai tradicional proviene de la India y  consiste en una mezcla de té con especias y hierbas aromáticas. También es llamado té yogui y es recomendado por sus propiedades purificadoras, también es tonificador del sistema nervioso y reconstructor del hígado y cerebro.

 img_4493

En general nos ayuda a equilibrar nuestro sistema cuando nos sentimos fuera de forma y se usa para prevenir gripes y enfermedades de las membranas mucosas. A las mujeres nos ayuda con los dolores o calambres de la menstruación.

Sus ingredientes tienen muchas propiedades, algunas de ellas son:

El cardamomo ayuda al metabolismo, a las vías respiratorias, a los problemas urinarios y  es recomendando para diabéticos y personas con artritis. Es expectorante, antiséptico y anticancerígeno.

El clavo de olor ayuda a los dolores de cabeza por su poder analgésico, también es antiinflamatorio, ayuda a la digestión, es bueno para la salud cardiovascular y es antioxidante.

El jengibre al ser muy rico en aminoácidos y minerales, aporta beneficios al sistema digestivo, previene enfermedades al corazón y combate contra la gripe y resfriados.

La canela regula los niveles de azúcar y de colesterol, tiene propiedades antimicrobianas y alivia resfriados e infecciones en la boca.

El té negro posee beneficios como antioxidante, astringente y diurético.

Existen  muchísimas recetas y formas de preparar el té chai, con diferentes proporciones e indicaciones. La receta a continuación es como me gusta prepararlo a mi. Pero a medida que lo vayas probando puedes ir variando y cambiando las cantidades de los ingredientes según más te guste hasta que encuentres la medida perfecta.

img_4524

Por cada taza de té añade lo siguiente:

Ingredientes:

300 ml de agua

1 clavo de olor

2 semillas enteras de cardamomo o su equivalente en polvo.

2 rodajas de jengibre

1 granito de pimienta o su equivalente en polvo.

1 cucharadita de té negro

Miel y leche a gusto. (Optativo)

Preparación:

Unir todos los ingredientes en una tetera u olla. Agregar agua hervida y si es que lo estás haciendo en una olla dejar hervir por 10 minutos y luego colar. Si lo estas realizando en una tetera, luego de agregar el agua hervida dejar reposar de 5 a 7 minutos. Al final agregar leche y miel a gusto.

En cuanto a la leche es optativo y puede ser de cualquier tipo, yo tenía de avena que la había preparado hace unos días, pero usa la que tengas o la que más te guste.

Te recomiendo utilizar la mezcla de ingredientes más de un vez, guarda lo que quedo en el colador y puedes volver a usarlo más tarde. No bebas el té después de las 6 pm, ya que por sus propiedades es energético y estimulante, lo que podría dificultar el sueño.

¡Que lo disfrutes!